búsqueda avanzada

Ficha

Trailer

Publicidad

Sinopsis

In time (titulada en Hispanoamérica como El precio del mañana) es una película estadounidense de ciencia ficción y suspense escrita y dirigida por Andrew Niccol y protagonizada por Amanda Seyfried, Justin Timberlake, Cillian Murphy, Olivia Wilde, Matthew Bomer, Alex Pettyfer y Vincent Kartheiser. Se estrenó el 28 de octubre de 2011.
 
Argumento
 
En el año 2161, el gen del envejecimiento humano ha sido desactivado. Al cumplir los veinticinco años, las personas dejan de envejecer, pero sólo tienen un año más de vida. Transcurrido ese año, mueren de un ataque cardíaco a menos que «compren» tiempo y rellenen con él sus «relojes de vida», que llevan la cuenta regresiva como un reloj digital en sus antebrazos izquierdos.
El tiempo de vida se ha convertido en «dinero» y es la forma con que la gente paga sus lujos y necesidades. Los ricos pueden vivir eternamente, mientras que el resto debe negociar o pedir préstamos para poder vivir el día a día (sus «relojes de vida» a lo más tienen siete días de vida). Cada persona vive en una «zona horaria» distinta, en función de su estatus social. Los pobres viven en los guetos de Dayton. Para ellos, el trabajo de cada día sirve para ganar un par de horas más de vida que también deberán utilizar para pagar las necesidades diarias. Los ricos viven en la lujosa Nueva Greenwich y pueden vivir durante siglos o milenios en función de la cantidad de tiempo que han adquirido. Cada «zona horaria» está cercada con muros donde se cobran peajes en tiempo cada vez más costosos para evitar que la gente «pobre» pueda cruzar o emigrar a lugares de niveles sociales más altos.
Will Salas (Justin Timberlake) es un trabajador de una fábrica de veintiocho años que vive con su madre de cincuenta, Rachel (Olivia Wilde), en los guetos. Un día, Will y su mejor amigo, Borel (Johnny Galecki), visitan un bar donde ven que un hombre, Henry Hamilton (Matt Bomer), que tiene más de un siglo en su reloj y hace alarde de su tiempo ante los demás. Hamilton es atacado por Fortis (Alex Pettyfer), el jefe mafioso de setenta y cinco años de edad, perteneciente a una banda llamada «Los Minutarios», quienes roban tiempo a los demás con el uso de la fuerza. Will le ayuda a Hamilton a escapar y lo lleva a una fábrica abandonada, donde este le dice a Will que hay tiempo suficiente para todo el mundo, pero que se ha estado guardando únicamente para que los ricos se vuelvan inmortales. Así, además, controlan la superpoblación mundial (subiendo el costo de la vida: impuestos, servicios y alimentos, por ende la gente más humilde corre el riesgo de que su reloj se consuma y finalmente muera). Los ricos lo llaman «el sistema». Hamilton afirma que nadie debe morir antes de tiempo y confiesa que ya está harto de seguir vivo y su mente está cansada después de sus ciento cinco años vividos.
Mientras Will duerme, Hamilton le transfiere el tiempo de vida que le queda. Al despertar, Will descubre el tiempo en su reloj y ve a Hamilton lanzarse al río. Trata de salvarlo, pero sólo logra que una cámara de vigilancia detecte su presencia. Huye de la zona, pero la policía, los «guardianes del tiempo», dirigidos por Raymond Leon (Cillian Murphy), comienzan a perseguirlo porque creen que él mató a Hamilton para robarle su tiempo.
Will quiere ver a su madre para festejar su cumpleaños. Pero ella muere al acudir a la cita. El tiempo que le queda no es suficiente para llegar a pie y el chofer del autobús que debe tomar no acepta que ella pague menos de la tarifa del transporte, la cual también se paga con tiempo y ha aumentado. Recordando lo que Hamilton le dijo sobre la inequidad del «sistema», Will decide vengarse. Visita a Borel y le da una década de tiempo como regalo de amistad. Borel aprovecha para ir a beber a un bar. Will acude luego a la zona de los ricos, donde conoce a Phillipe Weis (Vincent Kartheiser) y a su hija de veintisiete años, Sylvia Weis (Amanda Seyfried). Sylvia muestra interés en Will después de ver su actitud atrevida al jugar póker contra su padre. Phillipe los presenta e invita a Will a una fiesta en su mansión.
En la mansión, Will es capturado por Leon, quien confisca la mayor parte de su tiempo. Will escapa entonces, tomando como rehén a Sylvia. Trata de volver al gueto con ella, pero tienen un accidente en el auto en el que huyen y quedan inconscientes, lo que aprovecha Fortis para descubrir que Will tiene en su poder las horas de Hamilton. Sin embargo, se decepcionan al saber que Will ya no tiene consigo las horas de Hamilton y, como consuelo, roban la mayor parte del tiempo de Sylvia. Al despertar, Sylvia se angustia al descubrir que, por primera vez en su corta vida, le queda muy poco tiempo. Ella y Will visitan a Borel para recuperar algo de tiempo. Al visitar a Borel se enteran, por su esposa, que este murió alcoholizado cuando Will le regaló tiempo. Sylvia decide entonces vender sus aretes de diamante a una casa de empeño, pero sólo consigue dos días. Llaman entonces al papá de Sylvia para pedir rescate: mil años que se distribuirán entre la población del gueto, pero el padre de Sylvia no acepta. Leon detecta la llamada y los persigue.
Al día siguiente descubren que el padre de Sylvia no paga el rescate. Leon aparece y casi mata a Will, pero recibe de Sylvia un disparo en el hombro. Entonces Will le transfiere a Leon dos horas de tiempo, en vez de quitárselo (Will sabe que los guardianes del tiempo también viven al día como la gente del gueto), lo que sorprende a Sylvia. Ambos escapan en la patrulla de Leon. Más tarde, Will le dice a ella que todavía puede alejarse de la situación y salvarse, pero ella decide quedarse a su lado, al darse cuenta de que la vida que llevaba en Nueva Greenwich no tenía ningún sentido. Se besan. Comienza entonces una serie de robos de bancos de tiempo evadiendo a Leon y a los cronometradores. Roban las cápsulas que almacenan el tiempo y deciden distribuirlas entre los pobres ya que en el fondo están recuperando el tiempo robado por los ricos que pertenecía a los pobres. Eventualmente, los ricos ponen una recompensa de diez años por su captura. Fortis finalmente localiza a Will y Sylvia, por segunda vez, en un hotel. Will los elimina con las estrategias que aprendió de su padre.
Sin embargo, Will y Sylvia pronto se dan cuenta de que sus anteriores esfuerzos fueron inútiles, pues los ricos aumentan simplemente el costo de vida en los guetos para mantener el status. Ellos idean entonces un plan para robar un millón de años en la sede privada de Weis, ya que eso realmente dañaría a los ricos. Will y Sylvia roban una cápsula de un millón de años de la bóveda de la oficina del padre de Sylvia y escapan de las instalaciones. Los cronometradores tratan de detenerlos, pero Will y Sylvia logran abrirse paso y llegar a Dayton. A su llegada, Leon estrella su coche contra Will, pero Will alcanza a darle la cápsula de tiempo a un joven, quien distribuye el tiempo entre la gente. Leon alcanza en su patrulla a Will y a Sylvia, quienes huyen del lugar. Will le pide a Leon que le regrese parte del tiempo que anteriormente le había transferido, para que él y Sylvia puedan sobrevivir antes de sus ejecuciones y Leon se da cuenta entonces de que había olvidado cargar más tiempo a su reloj, muriendo frente a ellos.
Will y Sylvia tienen aún unos segundos de vida y, cuando creen que uno de los dos va a tener que sacrificarse por ambos, Will recuerda que pueden tomar tiempo de la patrulla de Leon y, en una escena que recuerda la muerte de la madre de Will, Sylvia recibe de Will justo a tiempo lo que necesitaba para sobrevivir. A costa de los robos y reparticiones de tiempo efectuadas por ellos, los cronometradores en su base monitorean como los pobres, ahora con más tiempo de vida, abandonan las fábricas y «el sistema» comienza a desmoronarse. En los guetos la gente viaja hacia otras zonas horarias ignorando los peajes de tiempo entre cada zona, así los cronometradores o policías de tiempo ven como la situación se les escapa de sus manos y deciden no actuar sobre estos hechos.
En la última escena, Sylvia y Will concluyen que para lograr derrocar «el sistema» van a tener que seguir robando y repartiendo mucho más tiempo, por lo que se ve cómo aparecen en la entrada de un gran banco de tiempo. Finalmente se dedican a seguir robando más cápsulas de tiempo.
 
Reparto
 
Amanda Seyfried como Sylvia Weis.
Justin Timberlake como Will Salas.
Olivia Wilde como Rachel Salas.
Matt Bomer como Henry Hamilton.
Cillian Murphy como Raymond Leon (guardián del tiempo).
Elena Satine como Jasmine.
Alex Pettyfer como Fortis.
Johnny Galecki como Borel.
Vincent Kartheiser como Philippe Weis.
Rachel Roberts como Carrera.
Ethan Peck como Constantin.
Yaya Da Costa como Greta.
Bella Heathcote como Michele Weis.
Toby Hemingway como Kors (guardián del tiempo).
Jessica Parker Kennedy como Edouarda.
 
Producción
 
Amanda Seyfried fue confirmada como protagonista de In time el 12 de julio de 2010. Quince días después, la prensa informó que al cantante Justin Timberlake se le había ofrecido el rol protagónico masculino. Cillian Murphy se incorporó al elenco el 9 de agosto del mismo año.
Las primeras fotografías del rodaje se revelaron el 28 de octubre de 2010. 20th Century Fox y New Regency distribuirían la película, mientras que la compañía Strike Entertainment, perteneciente a Marc Abraham y Eric Newman, estaría a cargo de la producción.
En una entrevista con Kristopher Tapley, Roger Deakins declaró que filmaría la cinta en cine digital, lo que convierte a In time en su primera obra en ese formato. Durante el rodaje, llevado a cabo en Los Ángeles, California, se utilizaron cámaras Arri Alexa.
 
Acusación de plagio
 
El 15 de septiembre de 2011, The Hollywood Reporter informó que los abogados del novelista Harlan Ellison presentaron una demanda en la corte federal de California debido a que el argumento de In time se asemejaba a su aclamado relato de 1965 ¡Arrepiéntete, Arlequín!, dijo el señor Tic-tac. La demanda, que acusaba a la compañía New Regency y al director Andrew Niccol, entre otros, se basaba en la similitud de ambas historias, ambientadas en un futuro distópico donde las personas cuentan con una determinada cantidad de tiempo de vida, el cual puede ser revocado por una autoridad gubernamental conocida como «Timekeepers». El objetivo de Ellison era frenar el estreno de la película, pero luego cambió de opinión y exigió que se incluyera su nombre en los créditos. Finalmente, Ellison descartó la demanda y ambas partes zanjaron el conflicto con una declaración en conjunto:
 
After seeing the film In Time, Harlan Ellison decided to voluntarily dismiss the Action. No payment or screen credit was promised or given to Harlan Ellison. The parties wish each other well, and have no further comment on the matter.Después de ver la película In time, Harlan Ellison decidió retirar voluntariamente la demanda. Ningún pago o crédito en pantalla le fue ofrecido u otorgado a Harlan Ellison. Las partes se desean mutuamente lo mejor y no tienen más comentarios que hacer al respecto.
Harlan Ellison y Andrew Niccol.
 
Recepción
 
Taquilla
En los Estados Unidos, durante su primer fin de semana en 3.122 salas de cine, In time recaudó 12.050.368$ (9.251.722,07€) En México, en su primera semana en cartelera, generó ganancias por 12,3 mdp. En Chile, en su primera semana de exhibición, quedó en el tercer lugar, con 19.712 espectadores en 38 salas. A nivel mundial, ha recaudado 149.320.095 dólares.
 
Crítica
In time recibió opiniones mixtas de los críticos. El sitio web Rotten Tomatoes reporta que un 39% de los especialistas han dado a la película críticas positivas, con un promedio de 5,2 de 10. El consenso de Rotten Tomatoes es que la intrigante premisa de In time y su atractivo reparto se ven fácilmente abrumados por la rebuscada cinematografía, la cual se acerca a una narración brusca y dura.
Por otra parte, el sitio Metacritic, que asigna un puntaje promedio de cien críticos, le otorga al filme 53 en base a 36 reseñas. IEDb, otro recolector de críticas, le da a la película 2,7 de 5 estrellas (55%), a partir de 48 opiniones. Las encuestas de CinemaScore reportan que los espectadores le dieron a la cinta una nota B- de una escala que va entre A+ y F.
 
Lanzamiento en DVD
En Estados Unidos, In time fue lanzada en formato DVD, Blu-ray Disc y copia digital el 31 de enero de 2012, día en que su protagonista Justin Timberlake cumplió 31 años.

Equipo y reparto

Ver el reparto completo

Referencias externas

    cargando...